VÍA VERDE DEL FERROCARRIL VASCO-NAVARRO

Este ferrocarril unía Estella-Lizarra con Vitoria-Gasteiz y atravesaba parajes de gran belleza. Cuando cesó su traqueteo, dejó como legado vías y estaciones testigo de aquella época en que el tren era un medio de transporte fundamental. La recuperación de este trazado como vía verde comprende 27 kilómetros. Un sencillo trayecto tanto para ciclistas como para peatones.

El estilo artístico «old english» del siglo XIX dio forma a los edificios que vigilaban la marcha del tren. Y hoy, algunas de aquellas infraestructuras vuelven a relucir vigilando el paso sereno de los viandantes o el «un poco más veloz» de los ciclistas.