Este maravillosos parque se encuentra situado en el núcleo de la capital de Navarra (Pamplona). El parque cuenta con 85.000 metros cuadrados, situados en la entrada de la ciudad.

Este esplendido lugar con estilo oriental, fue creado con elementos propios de un jardín asiático, con todos sus detalles, refinamiento y toques.  Plantas y especies arbóreas, algunas autóctonas, conviven con elementos ornamentales como zumaya (caseta), yatsubash e ishibasi(puentes), taki (cascada) o el géiser del lago, un chorro de agua que alcanza los veinte metros de altura. Pasear a través de este increíble lugar hará que te sientas llevado a un mundo de ensueño.

Esto y mas cosas haces a este parque inspirado en oriente, un sitio perfecto donde poder disfrutar tumbada en el manto verde que tiene de un día soleado leyendo un buen libro o simplemente viendo pasar a la gente.