EL CERCO DE ARTAJONA

Perfectamente adaptado al perfil que dibuja el cerro sobre el que se asienta, el Cerco de Artajona te ofrecerá la oportunidad de disfrutar de la fortificación popular medieval más importante de la Zona Media de Navarra.

Un paseo por su interior te descubrirá un conjunto amurallado del siglo XI que originariamente tuvo catorce torreones almenados, de los que sólo quedan nueve, unidos por el camino de ronda. Accede al recinto por cualquiera de los dos primitivos portales que se conservan, el de San Miguel y el de Remahua y retrocede en el tiempo hasta la Edad Media.

Imagina el espacio habitado por reyes, nobles a caballo, juglares, obispos y labriegos vestidos con pesados ropajes. Recrea épocas pasadas y trata de imaginar cómo se vivió en este recinto coronado por la iglesia-fortaleza de San Saturnino, un sólido e imponente edificio del siglo XIII, declarada Monumento Histórico Artístico.